Publicado:
Tamaño letra:
Tamaño letra:

Absceso

abceso

¿Qué es?

El absceso es la acumulación de pus en cualquier lugar del organismo, generalmente causada por una infección bacteriana.

Su desarrollo se produce por la lucha de las células defensivas (glóbulos blancos) y las bacterias que causan la infección. La infección se convierte en absceso cuando ésta queda delimitada por una cápsula, cuyo contenido se denomina pus.

Esta reacción de defensa del organismo, crece alrededor del foco infeccioso hasta envolverlo; el organismo intenta de este modo evitar una mayor extensión de la infección.

Los abscesos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Síntomas

El lugar de localización del absceso y el que pueda interferir o no con un órgano o un nervio será lo que provocará los distintos síntomas.

El absceso más frecuente se presenta en la piel. Al comienzo de la infección la zona circundante al absceso se encuentra roja y caliente. Luego, se reblandece y al final, si no se trata el pus puede acabar saliendo al exterior o interior mediante una fístula.

Una variante de la enfermedad es el absceso retrofaríngeo, que es la acumulación de pus en los tejidos posteriores de la garganta. El niño afectado puede tener síntomas de irritación inicial de la garganta, desarrollando fiebre alta con fuerte dolor de garganta, causando dificultad para deglutir. El absceso en expansión puede interferir en la respiración del paciente

Otro tipo de absceso es el de la infección dental, absceso periapical. Es la acumulación de materia infectada (pus) resultante de una infección bacterial del centro del diente. El absceso dental es una complicación de la caries dental.

¿Que hacer?

A menudo un absceso cura sin tratamiento al vaciarse su contenido. En otras ocasiones desaparece lentamente sin romperse mientras el organismo va eliminando la infección y absorbe los desechos.

En otras ocasiones, el absceso precisa ser drenado con el fin de disminuir el dolor y favorecer la curación.

Lo más prudente es acudir a su pediatra que le indique un médico de confianza para iniciar el tratamiento adecuado

Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
Conoce a Salud
Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter