Publicado:
Tamaño letra:

Cómo geolocalizar a tus hijos

Aumentan las 'apps' para controlar dónde están los niños; los pedagogos advierten que deben usarse con su consentimiento. Monitorizan la posición del menor mediante GPS y avisan a los padres. Los padres corren el riesgo de convertirse en 'unidades precrimen'.

como geolocalitzar los hijos 00

El oso del Pirineo lleva un chip que permitecontrolar la posiciónde algunos ejemplares; lo mismo ocurre con el lince ibérico en Andalucía. A perros y gatos se les implanta un identificador con los datos de sus dueños. Y a escala humana, sólo la autora de ciencia ficción Elizabeth Moon ha defendido en serio que todas las personas reciban un código de barras al nacer, o se les instale un sistema que almacene su historia vital: identidad, estado de salud, lugar de residencia…

“Por si alguien se pierde, por si necesita ayuda, por si...”, relataba Moon en una entrevista a la BBC hace unos meses. Son las fantasías de una escritora, pero estos mismos argumentos sostienen los impulsores de sistemas degeolocalizacióndeniñosyadolescentes. “¿Están nuestroshijosdonde dicen estar? ¿De verdad han ido a casa de un amigo? ¿Han visitado locales o sitios inadecuados? ¿Han llegado bien a la escuela? ¿Están a salvo? Instala nuestra app en su móvil y mantenlos controlados en todo momento”, señala uno de los anuncios en Android.

Que se quite la NSA. Ahora los padres también pueden ejercer de Gran Hermano. Las tiendas de Android y Apple cuentan con decenas de aplicaciones que se instalan en el móvil del menor y en el de los padres, conectándolos como dos teléfonos gemelos. A través de un sistema GPS se capta la posición del chaval. Algunas incluso permiten establecer un “área segura” de donde el niño no debería salir, y si cruza a la calle de al lado los progenitores reciben una alerta en el móvil tipo WhatsApp. “Su hijo ha abandonado la zona de control”. Las más avanzadas ofrecen la posibilidad de activar la cámara del móvil del niño y ver a través de ella. Así te aseguras de dónde está y con quién.

“Algunas de estas aplicaciones nacieron para localizar el propio móvil en caso de pérdida o robo, pero han evolucionado a la geolocalización de personas con enfermedades neurodegenerativas y ahora para niños y adolescentes”, afirma Miquel Àngel Prats, coordinador del grado de Educación Infantil en Blanquerna-URL y director de un grupo de investigación sobre tecnología y escuela. En las reuniones que Prats coordina con padres y profesores de diferentes centros educativos han abordado este tema. “Son sesiones en las que hablamos del buen uso de la tecnología, y los padres preguntan por estas apps y dispositivos que permiten geolocalizar a sus hijos, hay un interés creciente”, continúa.

como geolocalitzar los hijos 01

En la última edición del Mobile World Congress se presentó un híbrido de teléfono y reloj para niños de entre 4 y 11 años llamado FiLip que se promociona, precisamente, con el gancho de geolocalizar al niño las 24 horas al día. Esta especie de AppleWatch infantil se coloca en la muñeca del menor y se conecta a una app instalada en los móviles de los padres. Permite tomar su posición y crear zonas seguras, mientras que el niño tiene la posibilidad de contactar con cinco números predeterminados a través del reloj. En caso de emergencia, existe un botón rojo que llama de forma automática a todos los números que los padres han grabado previamente. “Ideal para aquellos que todavía no quieren dar un móvil a sus hijos”, se leía en el Mobile –la mayoría de las personas tiene su primer teléfono a los 13 años–. FiLip empezó a venderse hace dos años en Estados Unidos y se espera que llegue a Europa y Latinoamérica a lo largo de este 2015, según se anunció en el congreso de móviles de Barcelona el pasado mes de marzo.

Las ventajas de la geolocalización aplicada a personas son evidentes para Nati Cabrera, especialista en tecnología y educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC): “Ayuda en el caso de colectivos vulnerables, a los que hay que cuidar de forma especial, como personas con alzheimer; también para aquellos que se desplazan a zonas peligrosas y quieren estar localizados como medida de prevención –guerras o desastres naturales–”. “Ahora bien, no veo tan claro su uso en la relación padres-hijos adolescentes; el pilar de estas relaciones debería ser la confianza plena, entendiendo y asumiendo que un hijo adolescente la puede traicionar, y eso también es parte del proceso educativo”, continúa esta investigadora. Los padres correrían el riesgo de convertirse en una unidad de “precrimen” como las de Minority report. Actúan antes de que su hijo se vaya de fiesta a escondidas, o de que haga novillos, sin dejar que fallen. Y sobrepasar ciertos límites, con sus consecuencias, supone todo un aprendizaje, destaca Cabrera.

Sí existe consenso en la utilidad para niños muy pequeños que ya van solos a la escuela, o en casos de excursiones a lugares que entrañen cierto riesgo. “Pero entonces siempre debemos avisar al niño de que le hemos instalado la aplicación en su móvil, o que le estamos geolocalizando con algún tipo de rastreador”, insiste Prats. “Si no lo hacemos y lo descubre le enviamos el mensaje de que no confiamos en él, o de que el mundo es tan peligroso que necesitamos estar constantemente localizados, con lo que se genera desconfianza en el entorno y miedo”, apunta la investigadora de la UOC. Un paso más en el debate entre seguridad y sociedad vigilada.

Lo ideal, añade el sociólogo y especialista en TIC Jordi Jubany, está en encontrar el equilibrio entre control parental y confianza mutua, algo que se construye poco a poco y con trabajo. “Porque con el móvil te pueden engañar igual, ¿y si lo dejan dentro de una zona segura, o en casa de un amigo, y en realidad se van a otro lugar?”, se pregunta. La tecnología también puede engañar y no son pocos los momentos cruciales en los que se gasta la batería. Y entonces, ¿quién vigila?

como geolocalitzar los hijos 02

Qué usar y por qué motivo

Qué se quiere vigilar. Rutasegura, Cerberus, Thetrack, Geochild, Teencreo... son apps y dispositivos que permiten geolocalizar teléfonos y también a sus portadores. Algunas están más enfocadas a facilitar el camino al colegio, como Rutasegura. Permite crear un mapa de casa al colegio y avisa si el niño se desvía. Otras se crearon sólo para el móvil, pero en los blogs de padres ya se recomiendan para aplicarlas al seguimiento de niños. Y el caso extremo está en las aplicaciones espía, que pasan desapercibidas al niño y controlan incluso la cámara del menor. El investigador en TIC y educación Miquel Àngels Prats, de Blanquerna-URL, recomienda pensar bien el motivo por el que se quiere utilizar una app o dispositivo de este tipo.

Cuidado. Si se abusa de estas aplicaciones, se puede “crear una espiral de desconfianza”, advierte Prats. “Lo mejor es ser honrados con el niño o adolescente, establecer una confianza sana y entender que no siempre nos lo contarán todo”.

MAITE GUTIÉRREZ - LA VANGUARDIA
como geolocalitzar los hijos 03

Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
Conoce a Salud
Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter