Publicado:
Tamaño letra:

Científicos españoles diseñan el primer exoesqueleto para niños que no caminan

Han lanzado una campaña de «crowdfunding» para conseguir fondos que permitan comercializarlo.

exoesqueleto1 644x462

En abril de 2013 pasó la «prueba de concepto» el primer exoesqueleto pediátrico ayudando a caminar a Daniela, una niña tetrapléjica de 9 años. Se trata de un robot que, acoplado al tronco y las piernas de un niño, le permite caminar. En los dos años transcurridos, el prototipo se ha mejorado y ahora supone una esperanza para los 120.000 niños españoles con problemas graves de movilidad.

Uno de ellos, con tres años, se abría paso entre los periodistas que asistían a la presentación del innovador dispositivo, sentado sobre su minúscula silla de ruedas. ¿Yo también lo podré probar?, preguntaba. Es uno de los cuatro candidatos a llevar este exoesqueleto a partir del próximo mes de septiembre para hacer una vida «normal», como decía su madre.

Su dificultad para caminar, como la de los otros tres candidatos, se debe a una atrofia muscular espinal tipo 2, que afecta a las neuronas responsables del movimiento. Los primeros síntomas aparecen entre los seis meses y el año y medio y los pequeños no llegan a andar. Además del debilitamiento progresivo de sus músculos, las complicaciones respiratorias y la escoliosis se convierten en problemas importantes. Caminar ayudaría a aliviarlos, explica Gustavo Lorenzo, neuropediatra del Hospital Universitario Ramón y Cajal, que participa en este proyecto.

Vida «mormal»

El pequeño seleccionado llevará en casa y en el colegio el exoesqueleto que le permitirá moverse durante los 12 meses que dura el proyecto, en los que contará con la asistencia de un fisioterapeuta especializado. Elena García, ingeniero industrial y doctora en robótica del CSIC, es la diseñadora de este innovador esqueleto biónico, el primero para niños, en el que ya se ha fijado la empresa norteamericana Ekso Bionics, líder en el sector. En 2013, tras los buenos resultados del robot probado con Daniela, García fundó la empresa Marsi-Bionics, un spin-off del Centro de Automática y Robótica del CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid.

Para seguir adelante han puesto en marcha una campaña de «crowdfunding» que permita recaudar fondos y atraer financiación. El objetivo es conseguir un capital inicial de 150.000 euros, primer ladrillo para reunir el millón necesario para hacer realidad la ilusión de muchos niños de volver a caminar. Se espera que salgan al mercado por unos 50.000 euros, frente a los 165.000 de los americanos para adultos. Todo el que quiera puede colaborar en ello.

Dotado con cinco motores en cada pierna, el exoesqueleto permitirá que los pequeños se levanten y se sienten, caminen y hagan giros. Los motores hacen las funciones de los músculos, los muelles, las veces de tendones y dos sensores situados en la planta del pie sustituirán a sus homólogos biológicos en los músculos de los pequeños (los órganos tendinosos de Golgi), que no funcionan.

PILAR QUIJADA - ABC

Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
Conoce a Salud
Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter