Publicado:
Tamaño letra:

El Infierno son los otros

Es frase está en el drama “A Puerta Cerrada” (No Exit) de Jean Paul Sartre. En el drama, de sólo tres protagonistas, se ve que los tres han muerto y van al infierno. Pero el infierno no es un lugar feo lleno de fuego sino una habitación en un hotel de lujo sin ventanas. Los protagonistas son un mujeriego brasilero, una rubia y una lesbiana. Todo comienza tranquilo pero poco a poco se van dando cuenta de todos sus problemas que traen y de como uno quiere engañar al otro. Y este "querer" constante y no poder se convierte en un infierno. Y lo peor, como dice Sartre, esto dura por la eternidad.

EL INFIERNO SON LOS OTROS 001

EL INFIERNO SON LOS OTROS 002

 EL INFIERNO SON LOS OTROS 003

EL INFIERNO SON LOS OTROS 004

EL INFIERNO SON LOS OTROS 005

Fuente del texto: Lic. Martin Alvarez de EL TREBOL

En una conversación alguien pronuncio la frase "El Infierno son los otros" de Jean Paul Sartre y despertó la curiosidad de un inquieto buscador de respuestas.

Después de hojear varios libros, de los filósofos mas conocidos, tomó uno que, tenía anotada en la primera hoja la siguiente frase: ¨El hombre está condenado a ser libre, porque una vez que está en el mundo, es responsable de todo lo que hace¨.

Resonando en sus oídos la explicación decía……

...Cuando la inmortal frase de Jean Paul Sartre se escapa de la sabiduría y la intencionalidad que le rodea como filosofo del espíritu, alcanza a golpear la moral de hombres y mujeres que en realidad lo que les cobija, es un caparazón construido como mascara y camisa de fuerza contra el espíritu libre, y dirán ellos ¿qué es ser libre? ¡Nosotros somos libres! Y pretenderán que nadie se los discuta, dirán con atrevimiento ¡siempre somos libres y no veo ninguna cárcel a mi alrededor! Otro dirá ¡a mí nadie me manda!. Sartre diría repetidamente “El Infierno son los otros"....

Y luego las extensas explicaciones, con las palabras justas que definían eso que debíamos entender, que debíamos conocer y que debíamos internalizar.... relataba casi como si fuera, que el la hubiera escrito...

...Quizá nos cueste comprender el porqué de esa expresión, ya que somos en parte ajenos al autor y ajenos a su intencionalidad, “El Infierno son los otros” es la expresión más sublime que pone entredicho la moral, esa moral que coacciona y que en realidad no es más que una cadena que ata al hombre a un mundo de leyes y normas, costumbres y hábitos que atrapan su espíritu en la cárcel más difícil de burlar; la moral coacciona y atrapa seres liberes, la misma no se sustenta por si misma y tampoco se ejerce dinámica y autónomamente sin la presencia de los hombres, necesita de los hombres que la impongan a los otros y de alguien que te diga de vez en cuando ¡eh eso no se hace!.

Si la moral es lo que es gracias a los hombres que la mantienen y la propagan y la inmortalizan, entonces los hombres, constructores de esa moral son el infierno de cada uno, son los que te señalan y te aplauden, son los castigadores en caso de que no vayas acorde con lo estipulado por las costumbres y leyes, es esa la moral y son esos sus constructores y por ende son ellos el infierno, son ellos los que coaccionan tu libertad.

Decir “El infierno son los otros” es lo mismo decir que mucho de lo que no haces no es porque estés convencido de no hacerlo, es falsa tu moral de libertad, no eres libre cuando respetas el semáforo, solo lo haces porque el otro te castigará, te señalará, porque la moral te juzgará, o sea los otros que son sus autores, allí Jean Paul Sartre pasa a ser tan odiado como nadie, porque desenmascara el comportamiento de prisioneros que tenemos, la falta de conciencia que se ha forjado y la poca lucidez que tenemos.

De la mano con Sartre y digiriendo gustosamente cada una de sus hermosas exposiciones, podemos llegar a abrazar la ley, buscar la norma y construir pueblo y no masa, hacer cada cosa con intencionalidad y no arropados de miedo porque el otro existe. Cuando pensemos en hacer algo porque el otro está o no está, actuaremos como míseros prisioneros que han sido enajenados y han entregado su libertad al policía, al profesor o al presidente, y la mayoría no se escapa de eso, la mayoría no ha leído a Sartre pero Sartre si los ha leído a ellos y ha escrito para ellos “el infierno son los otros...

Ya atardeciendo y por cerrar el libro para dejarlo nuevamente en su lugar encontró esta otra frase … que me invitaba a leerla: ¨Nadie es como otro. Ni mejor ni peor. Es otro. Y si dos están de acuerdo es por un malentendido¨.

 

Imágenes de: L'enfer, c'est les autres

Por favor regístrese o haga login para añadir sus comentarios a este artículo.
Conoce a Salud
Encuentranos en Facebook
Síguenos en Twitter